Por: Ing. Richard Salazar, director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano ACORBANEC

Desde 1964 el Ecuador viene siendo el mayor exportador de banano del mundo, y el 2020 no fue la excepción, exportando 7,039 millones de toneladas (380,49 millones de cajas de banano), superior en un 6,23% con relación al 2019. Lo exportado por nuestro país representó el 31,65% en la participación del total de las exportaciones mundiales (de acuerdo Banana Market Review del 2020 de la FAO, TRADEMAP, EUROSTAT) reflejado en los 3.577 millones de dólares divisas generadas por las exportaciones; así como en la generación de fuentes de empleo en más de 275 mil plazas directas e indirectas, y uno de los pilares para sostener la dolarización, producidos en 190.381 hectáreas pertenecientes a 8.581 productores. Las cifras mostradas anteriormente fueron posible por la resiliencia del sector bananero ecuatoriano, pese a los efectos devastadores del COVID19 en el Ecuador, que afectó no solamente la salud de los ecuatorianos, sino parte de la logística de exportación.

Al cierre del año 2020, los principales destinos de las exportaciones del Ecuador fueron la Unión Europea en primer lugar 24,71%; en segundo lugar con el 20,36% se destinaron a Rusia; en tercer lugar con el 15,37% se ubica Medio Oriente; el 12,65%, en cuarto lugar aparece los Estados Unidos; en quinto lugar se ubica Cono Sur con el 7,16% de participación; seguido en sexto lugar Asia oriental con el 7,09% de participación; y en séptimo lugar África con el 5,11% de participación; en octavo lugar Europa del Este (con Asia Central incluido) con una participación del 4,41%; en noveno lugar Reino Unido con el 1,59% de participación; y otros mercados (Oceanía, Canadá, EFTA, entre otros) con el 1,55% de participación.

El panorama al 2021 se muestra diferente, así tenemos que las exportaciones ecuatorianas de banano de enero a junio del 2021 se ubicaron en 194,64 millones de cajas, un 4,57% menor a lo exportado en el mismo periodo del 2020, y generaron US$ 1.804 millones un 10% menos en términos monetarios. Se evidencian reducciones en mercados como la Unión Europea (-4,54%), Medio Oriente (-22,22%), Asia Oriental (-31,91%), Reino Unido (-30,82%), EFTA (-16,29%) y Canadá (-33,15%). Lo anterior se debe a varios factores:

  • Se ha generado una reducción de la producción exportable, entre otros aspectos por lo siguiente:
    • Frío a partir del mes de abril que hace que la fruta no coja grado
    • Caída de cenizas del volcán Sangay que afectaron varias plantaciones
    • Varias fincas con problemas fitosanitarios por falta de inversión
    • Impacto de los LMR’s de Unión Europea, al eliminar moléculas como el Clorpirifos por ejemplo que ha generado una merma en la productividad de casi el 10% y mayores costos de producción.
  • La falta de contenedores y de espacios navieros se viene reflejando más fuerte desde mediados del mes de Abril debido al congestionamiento en importantes puertos sobre todo en China, el cambio de rutas en las navieras para atender rutas que les permitan ir y venir llenos, y ha causado la falta de reposición de contenedores; así como también una mayor demanda de contenedores reefer en China por el incremento en las importaciones de carnes de cerdo y res; pero sobre todo China está exportando mucho más; Todo lo anterior ha generado no solamente escases de contenedores sino incrementos en los fletes navieros, afectando sobre todo la colocación de fruta spot.
  • También se evidencia una reducción de la demanda en varios mercados, en algunos casos por efectos en sus economías por el COVID y la lenta recuperación del precio del petróleo, sobre todo en Rusia, Medio Oriente. En la Unión Europea también se evidencia menor compra. En el caso de China cada vez más compra banano de sus vecinos Camboya, Myanmar y Vietnam. Corea del Sur compra cada vez más banano a Colombia. Filipinas ha venido reduciendo las exportaciones, razón por la cual Japón ha comprado más banano a Ecuador. El limitante del Ecuador es el pago de aranceles de nuestro banano: en China 10% en Corea y Japón entre el 20 y 30%. De ahí la necesidad de contar con Acuerdos Comerciales con zona Euroasiática con Rusia a la cabeza.
  • El incremento de costos de exportación durante el 2021 sobre todo en el Cartón, Plásticos y Costos de seguridad han impactado la competitividad. Las contaminaciones de la carga con narcóticos han afectado la imagen reputacional del país, y también incide en una menor compra.
  • Finalmente, a partir de junio que inicia el verano se presenta lo recurrente cada año, una menor demanda de la fruta en el hemisferio norte de un 30% aproximadamente sobre todo en Unión Europea, Rusia, Estados Unidos y Medio Oriente. Todo esto sobre todo afecta a la fruta spot en su precio y ciertos contratos donde se reducen los volúmenes, sobre todo en Rusia.

Antes de la pandemia COVID19, el mundo cursaba ya por unas fuertes tendencias que ahora probablemente se verán reforzadas por la irrupción de esta, como inteligencia artificial, robótica y las acciones para detener el cambio climático (de ahí la iniciativa del Pacto Verde de la Unión Europea, los nuevos LMR, de la Granja de a la Mesa, etc.).

Por otro lado, nos enfrentamos cada año, con un abuso de poder por parte de los compradores internacionales. El Ecuador ha venido de manera voluntaria produciendo banano certificado, por convicción, y respetando las normativas locales y laborales, que te garantizan la obligación de firmar contratos, pagar seguros, entre otros temas, lo que no pasa en otros países. Los supermercados y los consumidores sobre todo en Europa, vienen exigiendo mejor producto con certificaciones, lo cual demanda mejor infraestructura y mayores costos de producción, mayor trazabilidad, pero no está dispuesto a pagar más por la fruta; incluso pese a tener una reducción arancelaria. Lo anterior en corto plazo hará insostenible la producción y exportación de banano en Latinoamérica, de ahí la exigencia de nuestro país en la Responsabilidad Compartida.

El Ecuador, es el único país productor y exportador de banano que garantiza el pago de un salario digno, a través de la Constitución de la República del Ecuador, y que además cuenta con otros beneficios para sus trabajadores como Jubilación Patronal, repartición de utilidades, décimo tercera y décimo cuarta remuneración, y la obligación de contratar un porcentaje de colaboradores con discapacidad, Este es un gran aspecto diferenciador y reconocido por la FAO, World Banana Forum y la OIT.

Para continuar promoviendo la competitividad y sostenibilidad de la industria, unidos como Clúster Bananero del Ecuador, conformado por ACORBANEC, AEBE, AGROBAN, la División de Banano de la Cámara Agricultura de la II Zona, ASOEXPLA, planteamos al Presidente de la Republica Guillermo Lasso, la atención prioritaria de los siguientes puntos.

1.-        En primer lugar, debido a que el sector bananero ecuatoriano está excesivamente controlado, y dado que las condiciones de mercado han cambiado, mas sin embargo tenemos una Ley de Banano que se expidió en Agosto de 1997, cargada de prohibiciones, sanciones desproporcionadas y excesiva tramitología; por lo que adaptar la normativa bananera a la realidad del negocio es una necesidad imperante, como sincerar la venta spot, trabajar en fomento productivo y asociativo de los pequeños productores de banano, entre otros factores.

2.-        En segundo lugar se hace cada vez urgente y necesario concretar la firma de nuevos Acuerdos Comerciales para mejorar el acceso de nuestra fruta a varios destinos y mejorar la competitividad, como por ejemplo la zona Euroasiática con Rusia a la cabeza, que tiene un potencial de crecimiento de 200 mil toneladas adicionales; Corea del Sur donde nuestro banano paga un arancel del 30%, Japón donde se paga un arancel del 20%, y China el 10% y ofrecer precios competitivos. Actualmente, la ausencia de estos acuerdos vuelve a las exportaciones locales no competitivas frente a las de otros países productores que sí cuentan con estos tratados.

3.-        La implementación de la devolución simplificada unificada de tributos (drawback) de manera equitativa para los sectores de exportación. El drawback, reconocido en el artículo 157 del Código Orgánico de la Producción, Comercio e Inversiones, debe instrumentarse para disminuir la afectación a la competitividad de la industria local a causa de los incrementos de costos de cartón y plástico, así como por la reducción del espacio naviero e incremento de costo de fletes.

4.-        La amenaza del Fusarium Oxysporum Raza 4 Tropical (FOC R4T), ya confirmado en Colombia y Perú, el cual pone en riesgo el futuro de la industria de musáceas nacional. Prevenir y atender esta situación requiere de la cooperación interministerial entre las diferentes carteras de Estado para lograr soluciones efectivas, así como la dotación de recursos, que actualmente no posee, a la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario para atender la sanidad vegetal. En este sentido es importante destacar el compromiso del Presidente de la Republica de liderar la toma de medidas y decisiones junto al COE Nacional, y nombrado su asesor Ad Honorem al Ing. Juan José Pons, Coordinador del Clúster Bananero; en un trabajo liderado en conjunto con diferentes autoridades y gremios bananeros y plataneros.

5.-        La contaminación de contenedores con narcóticos ha causado ya problemas económicos para el sector bananero y para la reputación de las exportaciones ecuatorianas. Es indispensable trabajar en un programa de seguridad integral que garantice el futuro de las exportaciones de musáceas, dotando de herramientas de inspección más agiles y no intrusivas (escáner) y de más personal en la policía para el efecto; debido a que está en juego la imagen y reputación del país en los mercados internacionales.

Fuente: El Productor / www.elproductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here